domingo, 24 de octubre de 2010

Chistes de Borrachos

Chistes de Borrachos


Llega un tipo bien borracho a las 3:00 de la madrugada a su casa, mete la llave despacito sin hacer ruido para no despertar a su mujer.
Pero la mujer lo estaba esperando sentada en el sillón del living, cuando abrió la puerta esta le prendió la luz.
El borrachín al verse descubierto le dice:
Borrachín: Que..?
Esposa: Que de que..?
Borrachín: Que de que o que..?
Esposa: Que de que o que de que..?
Borrachín: Que de que o que de que o que..?
Esposa: Que de que o que de que o que por que..?
Borrachín: Que de que o que de que o que por que pero que..?
Esposa: Que ¿Donde andabas?!!
Borrachín: No, no, no.... no me cambiés la conversación.

Llega un hombre completamente ebrio a su casa. La esposa abre la puerta y le reclama:
- ¡Me mentiste! Dijiste que dejarías de beber, que cambiarías, que serías un hombre nuevo...!!!!
- Señora... hic... tuvo mala suerte... hic... el hombre nuevo le salió igual de borracho que el viejo...

Carlitos entra en un bar y pide doce tragos, una vez servido comienza a tomarlos tan rápido como puede.
El cantinero le dice:
- ¡Pero caramba muchacho! ¿Por qué bebe tan rápido? Tiene tanta sed?
Carlitos le contesta:
- Usted bebería tan rápido como yo si tuviera lo que yo tengo...
- ¿Y qué es lo que tiene...? - pregunta intrigado el cantinero...
Y cuando Carlitos se toma la última responde:
- Cuerenta y sete cintavos...

Una noche un oficial de tránsito se dedicó a vigilar el estacionamiento de un bar en el que se realizaba una gran fiesta. Cuando llegó la hora de cerrar, el policía vió salir a un hombre tambaleándose, hablando incoherencias y con una botella en la mano. El hombre tropezó, cayó, se levantó y sacó sus llaves. El policía vio cómo el hombre intentó abrir siete autos, antes de encontrar el suyo. Cuando logró entrar, estuvo varios minutos tratando de encontrar la llave correcta para arrancar. Tardó varios minutos en encontrar la llave correcta, siempre bajo la mirada vigilante del oficial. Ya todos los demás participantes se habían marchado. Cuando por fin el tipo logró encender su auto, se dirigió a la entrada del estacionamiento. Ahí el policía lo detuvo, le ordenó salir del auto y le realizó una prueba de alcoholemia. Para sorpresa del policía, la prueba dio como resultado 0.0.
- ¡Ésto no es posible! -exclamó. -Lo ví salir completamente borracho del bar, pero no tiene ni una gota de alcohol en su sangre. ¿Qué clase de persona es usted?
Y el hombre le respondió sonriendo:
- Soy el señuelo de esta noche...

Entran tres borrachos en un bar...
Dos llevan a uno, que se cae y queda tirado en el piso. Ciego de vino, uno grita:
-Sírvame 2 vinos para mi y 2 para mi amigo de la mesa...
-Y al del suelo?
-Pero no hombre! Ese tiene que conducir!!!

viernes, 17 de septiembre de 2010

Chistes comicos, chistes para contar

Chistes comicos, chistes para contar

Un día el jefe de la estación de ferroviaria hablando con el
banderillero:
- Dígame, ¿usted qué haría si ve que dos trenes van a chocar?
- Avisarles por la radio o con banderas para que cambien de carril,
-responde seguro el empleado.
- Y, ¿si no tuviera radio ni banderas? -insistió el jefe.
- Lo llamo a mi primo.
- Ajá, ¿él sabe del tema?
- No, es que nunca vio un choque de trenes.

Un hombre detiene a una señora por la calle y le pregunta:
- Disculpe, ¿no vio a un policía dando vueltas por aquí?
- No, no vi a ninguno -responde la mujer.
- Perfecto! Deme su cartera, su reloj y su collar!....


Se levanta un tipo después de la operación y dice:
- Doctor, doctor, entiendo que se vista de blanco, pero ¿por qué
hay tanta luz?
- Es que no soy el doctor hijo mio, soy San Pedro.

Llega un señor a su casa y le dice a la mujer:
- Mi amor, tengo un grave problema en la oficina.
Y su mujer le responde dándole aliento:
- No te preocupes, gordito. Y nunca digas tengo un problema, deci
tenemos un problema, ya que la oficina es "nuestro" trabajo.
A lo que el marido replica:
- Bueno, muy bien! Entonces,...
¡Nuestra secretaria va a tener un hijo "nuestro"!


Estaban tres científicos discutiendo: un norteamericano, un cubano y
un argentino. Hablaban sobre cuál país estaba más avanzado en la
ciencia. El cubano dice:
- Mi país está mejor; fíjense que nació un niño sin piernas, se les
puso patas de caballo y ahora es el mejor corredor del mundo.
- Mi país está mejor -interrumpe el nortamericano- nació un niño sin
brazos, se le puso manos mecánicas y ahora es el mejor escultor.
Y el argentino dice:
- No, no, no... mi país está mejor. Nació un niño sin cabeza.
Entonces se consiguió un coco, lo rellenó de excremento y ahora es senador.

viernes, 27 de agosto de 2010

Chistes chistosos

Chistes chistosos

Cierto día un cura iba a cruzar la calle cuando de pronto, un conductor que iba muy deprisa, le pasa muy cerca, tan cerca que lo salpicó todo al pisar por un charco de barro.
El chofer se detiene para disculparse, y le dice:
- Disculpe padre, no lo vi.
- No hay cuidado hijo, a cualquiera le pasa, fue un accidente.
- Pero padre, ¿no me va a decir nada? mire como lo dejé.
- Pero claro que no, hijo, sólo te pido un favor.
- Pero claro que sí, solo pídalo padre, solo pídalo.
- Gracias hijo, solamente decile a tu mamá que cuando vuelva a parir me guarde un cachorrito!


Un borracho al cruzar el puente de un río, comenzó a gritar desesperadamente:
- ¡Una ballena! ¡Una ballena!
Y no paraba de gritarlo, hasta que un hombre al pasar por el mismo lugar le recrimina diciéndole:
- ¿Cuándo se ha visto pasar a una ballena por un río?
A lo que el borracho desesperado responde:
- ¡No señor, se me cayeron dos botellas! ¡y una va llenaaaaaaaaaaaaaaa!!

Tres amigos charlan animosamente, hasta que uno de ellos dice:
- Voy a hacerles una confesión, no saben lo felíz que ando, estoy teniendo un sexo espectacular con un orangután!!
- ¿Macho o hembra? - pregunta uno de los sorprendidos amigos.
- Heeeembra!!!, que te pensás...? que soy gay???

- Señor, ¿Tiene hora?
- Diez menos diez.
- ¡Ah... entonces no tiene hora!


Un cliente en un restaurante, llama al mozo:
- Disculpe, ¿El pescado viene solo?
- No, se lo traigo yo.

Una vez iba un camaroncito llorando por la playa y se encontró con otro camaroncito y este le pregunta "¿Por qué lloras?"
- Es que mi mamá fue a un cóctel y todavia no vuelve.

En un prestigioso museo antropólogico el guía se dirige a los turistas:
-Bueno y acá tenemos el esqueleto de un Tiranosaurus Rex que tiene aproximadamente 65 millones de años y 15 días.
Un turista sorprendido pregunta:
-Señor, ¿cómo sabe usted la edad con tanta precisión?
-Y... cuando entré a trabajar me dijeron que tenía 65 millones años... y hace ya 15 días que trabajo.

Una señora va a sacar el pasaporte. El funcionario en turno le pregunta:
-Cuantos hijos tiene, señora?
-Diez.
-Como se llaman?
-Bernardo, Bernardo, Bernardo, Bernardo, Bernardo, Bernardo, Bernardo, Bernardo, Bernardo y Bernardo.
-Todos se llaman Bernardo? Y como le hace para llamarlos cuando, por ejemplo, están jugando todos afuera?
-Muy simple, grito "Bernardo" y todos entran.
-Y si quiere que vayan a comer?
-Igual. Grito "Bernardo" y todos se sientan a comer.
-Pero si usted quiere hablar con uno en particular, ¿cómo hace?
-Ah! En ese caso, lo llamo por su apellido.

jueves, 26 de agosto de 2010

Chistes de viejos, chiste de ancianos

Chistes de viejos, chiste de ancianos

En el asilo de ancianos, le pregunta un abuelo a otro:
- ¿Por qué golpeaste a tu compañero de cuarto?
- Por abusivo.
- ¿Por abusivo?
- Sí, usaba mis camisas, mis corbatas y mis trajes, y no me importó. Lo que no pude tolerar fue que se riera de mí con mi propia dentadura postiza.

Una viejita va a la cárcel y le dice al vigilante de la puerta:
- Vengo a hacer una visita conyugal.
El guardia le dice:
- ¿Usted abuela? ¿a una visita de esa clase, pero con quien?
- Ah, pues con el que sea, con el que sea.

- (voz femenina) Padre, perdóneme porque he pecado.
- Dime, hija, cuáles son tus pecados?
- Padre, el demonio de la tentación se apoderó de mí, pobre pecadora.
- Cómo es éso, hija?
- Es que cuando hablo con un hombre tengo sensaciones en el cuerpo que no sé como describirlas...
- Hija, por favor, que también soy un hombre...
- Sí, padre, por eso vine a confesarme con usted.
- Bueno hija, y cómo son esas sensaciones?
- No sé cómo explicarlas, por ejemplo, ahora mi cuerpo se rebela a estar de rodillas y necesito ponerme más cómoda.
- En serio?
- Sí, quiero relajarme y quedarme tendida...
- Hija, tendida cómo?
- De espaldas al piso, hasta que se me pase la tensión...
- Y qué más?
- Es como que tengo un sufrimiento que no le encuentro acomodo.
- Y qué más?
- Como que espero un poco de calor que me alivie...
- Calor?
- Calor, padre, calor humano, que lleve alivio a mi padecer...
- Y qué tan frecuente es esa tentación?
- Permanente, padre, por ejemplo, ahora me imagino que sus manos sobre mi piel me darían mucho alivio...
- Hija!
- Sí, padre, perdóneme, pero me urge que alguien fuerte me estruje entre sus brazos y me dé el alivio que necesito...
- Por ejemplo yo?
- Por ejemplo, usted es la clase de hombre que imagino me puede aliviar.
- Perdóname, hija mía, pero necesito saber tu edad...
- Setenta y cuatro padre.
- Hija, ve en paz, que lo tuyo es reumatismo...